April 11, 2018 Satisfaciendo mis pasiones mientras ayudo a nuestros niños

 

Nota del editor: Amanda McNary es profesora de tercer grado en la escuela primaria Alta Vista y nuevo miembro del equipo de la Suncoast Campaign for Grade-Level Reading (SCGLR por sus siglas en inglés, “Leer para 3ro Suncoast”). Ella ofreció su tiempo a SCGLR para ayudar a preparar las Bolsas de preparación de Kindergarten que están siendo distribuidas a todas las escuelas primarias en los condados de Sarasota y DeSoto.

La familia, la educación y viajar son tres de mis pasiones en la vida. ¿Quién sabía que era posible experimentar los tres mientras hacía voluntariado con la Suncoast Campaign for Grade-Level Reading? Mi hermana de yoga, Heather Koester, me contactó recientemente y me preguntó si estaría interesada en ayudar a SCGLR a clasificar y empacar algunos materiales impresionantes para las reuniones de Kindergarten de las escuelas del condado de Sarasota:

  • Letras magnéticas
  • Crayones
  • Tarjetas didácticas
  • Libros
  • Cuadernos para dibujar
  • Tapetes del alfabeto
  • Josh. The Baby Otter (“Josh. La nutria bebé”)
  • Y un folleto titulado “Preparación para Kindergarten: las habilidades prácticas que todo niño necesita al comenzar Kindergarten.”

Como profesora de tercer grado en Alta Vista Elementary, sé de primera mano qué importante es que todos los estudiantes estén leyendo a nivel de grado al final del tercer grado. No pude resistir su invitación, sabiendo cuánto impacto tendrían estas bolsas en el éxito de nuestros niños. Esta oportunidad de voluntariado satisfizo una de mis pasiones, la educación, y decidí llevar a mi hijo Ethan conmigo, lo cual satisfizo otra de mis pasiones, la familia.

Llegamos y nos dieron comida deliciosa y que hace la boca agua de un restaurante local favorito, Nancy B-B-Q, ¡y Nancy estaba allí también haciendo de voluntaria! Mi hijo y yo entramos y fuimos recibidos con mucho entusiasmo por los otros voluntarios y los asesores de SCGLR. Comimos, hablamos y compartimos nuestros nombres y nuestros libros favoritos de niños. Algunos de ellos incluyeron Charlie and The Chocolate Factory (“Charlie y la fábrica del chocolate”), The Little Prince (“El principito”), cualquier libro del Dr. Seuss y mi favorito, Watership Down. Este momento hizo que pensara en cuando mis hijos eran pequeños. Aun antes de que mi primer hijo naciera, me uní a un círculo de lectores y comencé a recibir libros para compartir con él a una edad temprana. Como educadora, sabía que era muy importante que mis hijos estuviesen rodeados de libros en cuanto nacieran, para desarrollar amor hacia la lectura y para ponerlos en el camino hacia al éxito académico. Cada noche, le leía a Ethan Where the Wild Things Are (“Donde viven los monstruos”). Cuando nos ofrecimos de voluntarios para preparar 3,400 Bolsas de preparación de Kindergarten, mi hijo recordó su libro preferido de pequeño, Charlotte’s Web (“La telaraña de Carlota”).

Esta noche única y gratificante también satisfizo mi tercera pasión, viajar. ¿Cómo viajamos juntos mi hijo y yo? Conocimos a voluntarios maravillosos, ahora vecinos, uniéndose con el objetivo común de fortalecer a estudiantes a través de la lectura. Ethan y yo llenamos la bolsa amarilla con el libro titulado Josh. The Baby Otter, un libro sobre la concientización y seguridad en el agua. ¡En nuestra mesa estaba sentada una mujer joven de la India, otra de Inglaterra y otra de España! Nos encantó aprender sobre sus países, culturas y perspectivas. Esa noche me hizo reflexionar en lo realmente bendecidos que estamos de tener a gente de nuestra comunidad que está esforzándose para mejorar el futuro de nuestros niños a través de la alfabetización.