August 24, 2017 Reescribiendo el final

 

Humpty Dumpty sat on a wall.

(“Humpty Dumpty se sentó en un muro.”)

Humpty Dumpty had a great fall.

(“Humpty Dumpty se cayó desde lo alto.”)

All the king’s horses and all the king’s men

(“Ni todos los jinetes del rey ni todos los hombres del rey”)

Couldn’t put Humpty together again.

(“Pudieron arreglar a Humpty.”)

Por un momento, visualice cientos de miles de Humpty Dumptys cayéndose del muro. Imagine cómo el futuro de la comunidad de Humpty operaría a largo plazo si el 40% o el 50% de su población se estuviera cayendo continuamente (en este momento, el 29% de los niños en Sarasota no están leyendo a nivel de grado para el final del tercer grado, así como tampoco el 50% de los niños en el condado de Manatee). La Suncoast Campaign for Grade-Level Reading (SCGLR, “Leer para 3ro”) ¡está trabajando para cambiar esto!

SCGLR extiende su alcance a lo largo de vecindarios y en lo profundo de generaciones en toda nuestra región, integrando un cambio sostenible centrándose en las cinco áreas de solución que impactan la capacidad de un niño de leer a nivel de grado para el final del tercer grado.

  • Preparación escolar
  • Ausentismo
  • Aprendizaje en verano
  • Participación familiar
  • Salud

La escuela acaba de empezar y la emoción de los niños es palpable. Como ya sabemos, los niños no pueden aprender si no están en clase. Una excelente asistencia es importante. ¡Cada día cuenta!

Los padres, las escuelas y la comunidad pueden trabajar juntos para influir una asistencia excelente y centrarse en el éxito escolar.

¿Cómo está relacionada la asistencia con el éxito escolar?

  • La ausencia crónica en kindergarten está asociada con un menor rendimiento académico en el primer grado entre todos los niños y, para los niños de bajos recursos, predice los niveles más bajos en el logro educativo para el final del quinto grado.
  • Para el sexto grado, perder un 20% (o dos meses) de escuela es una señal de advertencia crítica de la deserción escolar.
  • Para el noveno grado, perder un 20% de escuela puede ser un mejor indicador de abandono escolar que los resultados de los exámenes de octavo.

¿Qué pueden hacer los padres?

  • Ayude a su hijo a adquirir el hábito y aprender el valor de las rutinas regulares.
  • Enseñe a su hijo que asistir a la escuela no es negociable a menos que esté realmente enfermo.
  • Cree relaciones con otras familias y hable sobre cómo pueden ayudarse mutuamente (por ejemplo: llevar o recoger a los niños, cuidarles, asistir con traducciones) en momentos de necesidad o emergencia.
  • Identifique actividades no académicas (teatro, arte, música, etc.) que pueden ayudar a motivar los intereses de su hijo en la escuela y el aprendizaje, y busque escuelas que puedan ofrecer esas experiencias.

¿Qué pueden hacer las escuelas?

  • Eduquen a las familias sobre el desfavorable impacto de una mala asistencia en el logro escolar.
  • Informen a los padres sobre los incentivos positivos que reciben los estudiantes por buena asistencia. Consideren reconocer a los padres también por su papel en la asistencia de sus hijos.
  • Notifiquen a los padres que la ausencia de sus hijos se notó, ya sea a través de una llamada a casa o un correo electrónico.
  • Contacten con las familias para averiguar qué está pasando si los niños comienzan a faltar a la escuela con frecuencia. Cuando sea apropiado, remitan a las familias a recursos disponibles en la comunidad.

¿Qué puede hacer la comunidad?

  • Enseñemos a los padres la importancia de una asistencia regular, comenzando en kindergarten.
  • Ayudemos a los padres de estudiantes mayores a entender que la ausencia excesiva es una señal de advertencia crítica del abandono escolar.
  • Asociémonos con escuelas para proporcionar apoyo de asistencia social y en la gestión de casos para familias de niños con ausencias prolongadas.
  • Abordemos las barreras a la asistencia ofreciendo servicios (apoyos económicos, servicios sociales, etc.) en las escuelas y remitiendo a las familias a otros recursos disponibles en la comunidad.

Fuente: attendanceworks.org

Distintas versiones de Humpty Dumpty acaban con la misma frase: ni todos los jinetes del rey ni todos los hombres del rey pudieron arreglar a Humpty. Ponerse al día con la escuela cuando te has quedado atrás es casi igual de difícil.

La Suncoast Campaign for Grade-Level Reading sabe que cerrar la brecha para que todos los niños lean a nivel de grado para el final del tercer grado -sin importar en qué código postal hayan nacido- comienza con personas. Cada paso y cada relación es importante, y quizás ese sea el “tejido conectivo” que les ha faltado a los jinetes del rey para reescribir el final.

All the kings’ horses and all the kings’ men

(“Todos los jinetes del rey y todos los hombres del rey”)

UNITED to put him together again.

(“SE UNIERON para arreglarle.”)

They saw what had happened and learned from the past

(“Vieron lo que había pasado y aprendieron del pasado”)

To create a bright future and one that would last. 

(“para crear un futuro brillante y uno duradero.”)

They worked hard to clear obstacles blocking the road

(“Trabajaron mucho para eliminar los obstáculos que bloqueaban el camino”)

So Humpties can thrive in every zip code.

(“Para que los Humpties progresaran en todos los códigos postales.”)