March 15, 2017 Reach out and Read, un mensajero poderoso

 

Gestionar los cientos de mensajes con los que se nos bombardea no es una tarea sencilla, incluso en un día fácil. ¿Qué puede descartar? ¿Qué no puede permitirse ignorar?

Si es padre o puede imaginar ser uno, sabe que los mensajes sobre cómo criar a  nuestros hijos llega de forma rápida y frenética desde tantas fuentes.

Muchos padres tienen múltiples trabajos, hacen malabarismos para llegar a sus citas con transporte poco fiable y alargan cada dólar para asegurarse de que habrá comida en la mesa hasta que el siguiente cheque llegue. Con todo eso, aún sacan tiempo de calidad para pasarlo con sus hijos.

Pero encontrar la confianza, el tiempo y las herramientas para saber qué mensajes escuchar y cómo seguirlos puede ser especialmente desafiante.

Más del 90 por ciento de los niños menores de seis años van a visitas rutinarias al pediatra al menos una vez al año. Este es un tiempo valioso, cara a cara con el doctor, un mensajero de confianza. ¿Qué ocurre si la visita se combina con una charla sobre el desarrollo saludable del cerebro, un libro que llevarse a casa y una prescripción para leer en voz alta con su hijo?

Eso es Reach Out and Read (“Tienda los brazos y lea”).

Según el Dr. Dipesh Navsaria, quien visitó recientemente los condados de Manatee y Sarasota para hablar sobre el programa, el enfoque ha estado en marcha durante 30 años. Con su dedicada labor de promoción y divulgación, junto con el trabajo de otros pediatras, el programa nacional se está expandiendo y llegando a 4.7 millones de niños cada año. The Elephant in the Clinic (“El elefante en la clínica”) explica cuánto el programa Reach Out and Read tiene que ofrecer a niños, a familias, a médicos y a la sociedad cuando está bien implementado.

Gracias a la Community Foundation of Sarasota County, la Manatee Community Foundation, la Suncoast Campaign for Grade-Level Reading (“Leer para 3ro.”), y la United Way of Manatee County, este programa nacional será sembrado durante tres años en nuestra área bi-condal para ayudar a padres asegurar un buen comienzo para sus hijos.

Pediatras locales que están entrenados y ya están comprometidos con el programa Reach Out and Read están encantados. Utilizando el libro como una herramienta, entregado directamente al niño, el médico puede rápidamente evaluar el progreso del desarrollo del niño y trabajar con los padres para ejemplificar las mejores maneras de ver los libros para construir el joven cerebro.

Reach Out and Read no es solo un programa para hacernos sentir bien; es un programa efectivo. Los resultados han mostrado que los padres participantes son dos veces y medio más probables de leer a sus hijos y dos veces más probables de leer a sus hijos más de tres veces por semana. Se ha demostrado que el desarrollo del lenguaje de los niños participantes mejora entre tres y seis meses.

Esta es prueba del éxito de Reach Out and Read por la American Academy of Pediatrics (“Academia americana de pediatría”):

http://pediatrics.aappublications.org/content/pediatrics/early/2014/06/19/peds.2014-1384.full.pdf

Un grupo de inversores comunitarios en el condado de Manatee se inspiró con las palabras del Dr. Navsaria durante su visita a la Manatee Community Foundation en febrero. Su experiencia de primera mano como pediatra (y bibliotecario de niños, profesional de la salud pública, defensor de la salud infantil y padre) encendió una chispa de emoción en las personas que saben que si queremos que nuestros niños tengan éxito, necesitamos empezar pronto.

Todos los frustrantes juegos de recuperación que jugamos cuando los niños entran en kindergarten por detrás de sus compañeros pueden ser prevenidos cuando invertimos en programas como Reach Out and Read. Los pediatras son mensajeros poderosos. Ayudémosles a marcar aun una diferencia mayor.

Si quiere aprender más sobre cómo puede involucrarse, por favor, llámenos al 1 (941) 747-7765.