April 15, 2019 Por qué es importante la asistencia: cuando los niños faltan a la escuela, su aprendizaje sufre

 

Nota del editor: Hedy N. Chang es la Directora Ejecutiva de Attendance Works, una iniciativa nacional sin fines de lucro dedicada a mejorar la equidad educativa y el rendimiento estudiantil al reducir la ausencia crónica. El sitio web ofrece estrategias, herramientas, investigación y blogs sobre cómo reducir la ausencia crónica. Visite www.attendanceworks.org. Este artículo fue publicado originalmente por el Bradenton Herald el 12 de abril del 2019.

La ausencia crónica es un desafío generalizado que afecta a toda la nación. A nivel nacional, el 16 por ciento de todos los estudiantes, o uno de cada siete, está ausente de manera crónica.

Los educadores y los padres están de acuerdo: Mantener a los niños en la escuela es muy importante. Cuando los niños faltan a la escuela, su aprendizaje sufre.

Las investigaciones muestran que faltar a demasiados días de clase conlleva a calificaciones más bajas en general y en los exámenes. Si continúa así durante la escuela intermedia, es probable que el estudiante no dure en la escuela secundaria.

En el momento en que el primer año de secundaria llega, se convierte en un mejor indicador de deserción escolar que los resultados de los exámenes.

¿Qué es el absentismo crónico? El punto crucial para el ausentismo crónico parece ser faltar el 10 por ciento del año escolar, o aproximadamente 18 días, con o sin excusa. Puede parecer mucho, pero puede ser tan poco como dos días al mes, y eso puede sumarse rápidamente.

La ausencia crónica es un desafío generalizado que afecta a toda la nación. A nivel nacional, el 16 por ciento de todos los estudiantes — o uno de cada siete — está ausente de manera crónica. En la Florida, el 18.1 por ciento de los estudiantes en el año escolar del 2015-2016 faltaron tantos días que fueron ausentes crónicos.

¿Cómo podemos solucionar este problema? Hoy en día, la Ley federal Every Student Succeeds Act (ESSA) (“Acto para que Todos los Estudiantes Triunfen”) exige que todos los estados informen sobre las ausencias crónicas. Casi un tercio de los estados adoptaron una métrica de ausencia crónica en sus planes estatales. Vemos una oportunidad para que las escuelas y los distritos utilicen esta métrica para evitar culpar a las familias o los estudiantes, y fomentar la solución activa de problemas que se centra en eliminar las barreras para estar en clase.

Un ejemplo prometedor de esto está sucediendo en el condado de Manatee. El programa de Graduación de Mejora de Técnicos de Mejora del Consejo Escolar del Condado de Manatee brinda a las escuelas del Título 1 una herramienta valiosa para abordar el absentismo crónico. Los técnicos de Graduación sirven como el punto principal de contacto para las familias con estudiantes que tienen problemas con la asistencia y se asocian con ellos para encontrar soluciones. Manatee ahora está examinando cómo su trabajo puede ser mejorado y apoyado por un equipo, liderado por el director, que garantiza que la atención a la asistencia se integre en su enfoque general para el mejoramiento escolar.

Un error es considerar la ausencia crónica como un problema de cumplimiento. En cambio, los educadores y las familias pueden ver las consecuencias académicas de este tiempo de instrucción perdido para todos los estudiantes. La ausencia crónica reconoce que los estudiantes faltan a la escuela por muchas razones comprensibles, como el asma no tratada o la falta de acceso a la atención médica, la falta de vivienda o el transporte inestable. En este tipo de casos, una respuesta punitiva no es apropiada.

Por eso es que nosotros patrocinamos una campaña nacional de mensajes — la Attendance Awareness Campaign (“Campaña de Concientización de Asistencia”) —  enfocada en hacer correr la voz de que la ausencia crónica es un problema que se puede resolver. Las escuelas y los distritos pueden mover la aguja en ausencia crónica cuando la comunidad entera se enfoca en los datos para identificar las causas de la ausencia crónica y se une a las fuerzas para colaborar en las soluciones.

Con el lema de la Campaña de Concientización de Asistencia de este año, ¡Pertenecemos a la escuela! hacemos un llamado a todos — desde educadores a profesionales de la salud, a agencias locales y socios comerciales — a hacer lo que puedan para ayudar a crear escuelas acogedoras y atractivas que fomenten la asistencia diaria. Sabemos que los estudiantes tienen más probabilidades de asistir a la escuela si se sienten seguros emocional y físicamente, están conectados con adultos en la escuela y creen que pueden aprender y alcanzar logros. Lea nuestros Mensajes Clave para la campaña en el sitio web que figura a continuación.

Las escuelas y los distritos no deben pensar que deben enfrentar este problema por sí mismos, especialmente cuando los niveles de ausencia crónica son altos. Tomar medidas para mejorar la asistencia comienza cuando todos en la comunidad reconocen que tienen una participación y un rol. En los condados de Charlotte, DeSoto, Manatee y Sarasota, la Campaña del Suncoast para la Lectura a Nivel de Grado está trabajando con los distritos escolares, gobiernos locales, empresas, organizaciones no lucrativas y líderes comunitarios para reducir el ausentismo crónico y mejorar los resultados para los niños en la región. Esto requiere una atención especial a los datos y estrategias, adaptadas localmente para resolver los desafíos de la asistencia tan pronto como la ausencia crónica surge como problema.

¡Únase a la Campaña de Concientización de Asistencia hoy! Juntos podemos fomentar una cultura de involucramiento y asistencia que motiva a estar presente todos los días, incluso cuando no es fácil.

Obtenga más información sobre la Campaña nacional de Concientización sobre la Asistencia e inscríbase para recibir boletines frecuentes sobre lo que puede hacer para mover la aguja sobre el ausentismo crónico: https://awareness.attendanceworks.org/