June 13, 2019 Parenting Matters (“Asuntos de Crianza”) ayuda a los padres donde más lo necesitan

 

La agencia se expande para brindar apoyo a más familias en el condado de Sarasota.

Ser padre puede ser una satisfacción, pero también puede ser una batalla. Para algunas familias, esa batalla es aún más dura.

Para aumentar el apoyo para estos padres, Parenting Matters ha contratado a tres nuevos educadores de padres para tratar lo que considera el mayor déficit en los servicios de padres en el Condado de Sarasota — visitas domiciliarias intensivas para familias de alto riesgo.

“Creo que para mucha gente, hay un estigma en torno a la crianza de los hijos. Sienten que si tienen que pedir ayuda, hay algo mal “, dijo Katrina Bellemare, directora ejecutiva de Parenting Matters. “Pero descubrimos que nunca hemos conocido a un padre que no amaba a sus hijos, que quería lo que era mejor para ellos … solo somos un recurso para ayudarlos a ser quienes quieren ser”.

La organización sin fines de lucro, que trabaja en gran medida en el condado de Manatee, recibió $ 240,000 en subvenciones de la Fundación Charles & Margery Barancik para expandirse en el condado de Sarasota. Ha funcionado en el condado de Sarasota desde 2006, pero debido a un cambio en la financiación en los últimos años, solo pudo ayudar a un puñado de familias en el condado.

Los educadores van al hogar de una familia e identifican sus necesidades, que pueden ser cosas como las rutinas a la hora de ir a la cama o el entrenamiento de baño. Pero en algunos casos, los padres necesitan ayuda con problemas más serios, como niños con problemas de salud mental o problemas de comportamiento.

Un cliente de Parenting Matters, China Hall, fue remitida a la organización por la Coalición de los Niños a Salvo en el Condado de Manatee. Ella estaba luchando con su hijo adoptivo, que tenía problemas en el hogar y en la escuela.

“Al principio, (Parenting Matters) habló sobre tener un defensor educativo, y que ofrecían ese servicio, pero realmente no pensamos que lo necesitábamos”, dijo Hall. “Sin embargo, cuando comenzamos con el programa, nos dimos cuenta de que la parte de apoyo educativo del programa era excelente, y fue una gran ayuda para nosotros”.

Ella dijo que el programa no solo la ayudó con su hijo adoptivo que tiene problemas de salud mental y traumas pasados, sino también con sus hijos biológicos.

“Gran parte de su mejoría se debe a la adecuada atención de salud mental, pero yo diría que la mejoría más grande fue probablemente el funcionamiento general de nuestra familia cuando las cosas eran disfuncionales”, dijo Hall.

Por lo general, un educador de padres va a un hogar, observa a la familia y luego habla con los padres para identificar las necesidades de la familia, incluidos temas como la seguridad de los niños, la comunicación, la disciplina positiva, el desarrollo infantil, el acceso a los recursos de la comunidad y la participación en el apoyo para la educación de sus hijos.

El empleado pasa al menos una hora en el hogar todas las semanas y continúa el servicio durante al menos 24 semanas. En ese momento, los padres pueden decidir si desean reducir la frecuencia de las visitas, pero muchos continúan en el mismo horario. El año pasado, la organización atendió a más de 700 padres y 1,354 niños en la región.

“Cuando un niño está sano, feliz y es apoyado por sus padres, esto tiene efectos en todos los aspectos de su vida”, dijo Katrina Bellemare, directora ejecutiva de Parenting Matters. “La investigación muestra que capacitar a las familias con el conocimiento y las habilidades necesarias les llevará a llevar una vida saludable y productiva”.

Esta historia proviene de Aspirations Journalism, una iniciativa de la fundación The Patterson Foundation y el Sarasota Herald-Tribune para informar, inspirar y comprometer a la comunidad a tomar acción en problemas relacionados con Age-Friendly Sarasota (“Sarasota Amigable con la Edad”)Suncoast Campaign for Grade-Level Reading (“La Campaña del Suncoast para la Lectura a Nivel de Grado”)National Council on Aging (“Consulado Nacional de la Edad”) y el Suncoast Nursing Action Coalition (“Coalición de Acción de Enfermería del Suncoast”).