May 24, 2019 Los fondos de aprendizaje temprano se reducen en Sarasota, Palm Beach y Duval

 

Otros condados vieron millones de dinero nuevo a pesar que el mecanismo de financiamiento sigue siendo un misterio.

Nadie sabe cómo funciona. Y los legisladores estatales han optado por mantenerlo así.

Este año, el estado asignará $676 millones a los fondos de Preparación Escolar para pagar el cuidado de niños para familias de bajos ingresos. El dinero compensa el costo de la atención, idealmente permitiendo que los padres trabajen tiempo completo. En última instancia, se dirigirá a los cientos de propietarios de pequeñas empresas que tienen centros de cuidado infantil en todo el estado.

Pero nadie, ni los legisladores que establecen políticas, los directores que supervisan la agencia, ni los burócratas que reparten el dinero en efectivo, conocen la razón de cuánto recibe cada condado.

El dinero no se entrega en función de la necesidad. En teoría, un condado podría encargarse de todos los niños pobres del estado y no ver un aumento significativo en su asignación básica. No se entrega en función de la demografía actual, la población o el costo del cuidado infantil en el mercado.

“Nadie parece saber realmente en qué se basa la asignación”, dijo la ex portavoz de la Oficina de Aprendizaje Temprano Cynthia Sucher al Herald-Tribune en el 2017.

Cuando la sesión legislativa del 2019 terminó este mes, Palm Beach, Duval, Broward y Sarasota se encontraban entre los condados que perdían dinero para las familias de bajos ingresos. La financiación de Palm Beach se redujo en $2.4 millones (6%) en comparación con su asignación del año pasado; Duval perdió $1.3 millones (4%); Broward perdió $1.7 millones (3%) y Sarasota perdió $ 161,053 (3%). Miami-Dade / Monroe, con múltiples análisis que muestran una participación desproporcionada, obtuvo $7 millones más, o un 6% sobre su asignación el año pasado.

Un intento liderado por la representante Erin Grall, R-Vero Beach, para establecer una fórmula de financiamiento basada en las necesidades para la distribución de $676 millones se desintegró al final de la sesión legislativa del 2019. Los esfuerzos para arreglar un mecanismo de financiamiento que los auditores han descrito como obsoletos e inexplicables, una vez más fracasaron.

Grall no estuvo disponible para hacer comentarios el viernes, pero la Directora de la Coalición para el Aprendizaje Temprano de Sarasota, Janet Kahn, dijo que los esfuerzos de Grall fueron paralizados por coaliciones que sabían que una fórmula de financiamiento era más equitativa pero que podían perderla.

“Mis colegas sabotearon activamente la asignación de fondos a pesar de que todos trabajamos juntos”, dijo Kahn. “Se echaron para atrás acuerdos de trabajar juntos en esto”.

Grall había buscado obtener el apoyo de los legisladores y las Coaliciones de Aprendizaje Temprano en todo el estado para crear una fórmula en el lenguaje del presupuesto que se enviaría al gobernador Ron DeSantis.

Se mostró cautelosamente optimista en abril y dijo que este año era una oportunidad excepcional para establecer una fórmula de financiamiento. Una infusión de efectivo en el sistema a mediados del año por parte del gobierno federal significó que ninguna coalición recibiría menos fondos básicos que su línea de base original en el 2018-19. Sin embargo, varios condados con un gran número de legisladores recibieron menos en total de acuerdo con la propuesta de Grall de lo que lo harían si la metodología inexplicable se mantuviera, y ninguno más que Miami-Dade.

Con dos docenas de legisladores entre la Cámara de Representantes y el Senado, Miami habría recibido $12 millones menos si se hubiera adoptado el plan de Grall de lo que finalmente se recibió.

En abril, Grall reconoció que adoptar una fórmula basada en las necesidades sería políticamente difícil porque algunos legisladores tendrían que explicar a los electores por qué apoyaron una medida que puede ser buena para el estado pero reducir su financiamiento local.

“Aquí es donde realmente tienes que ponerte el sombrero estatal”, dijo Grall. “Es pedirle a la gente que salga de su zona de confort, de la lucha por su condado y diga que esto es lo mejor para el estado”.

A pesar de la revisión fallida, Grall obtuvo una pequeña ganancia, con un lenguaje escrito en el presupuesto que requiere que el Departamento de Educación y OEL desarrollen una fórmula de financiamiento.

Sin embargo, las mismas tensiones entre lo que es mejor para el estado y llevar a casa la carne de cerdo estarán presentes el próximo año, ya que se preguntará nuevamente a los legisladores si quieren implementar una fórmula o atenerse a la metodología inexplicable.

Esta historia proviene de Aspirations Journalism, una iniciativa de la fundación The Patterson Foundation y el Sarasota Herald-Tribune para informar, inspirar y comprometer a la comunidad a tomar acción en problemas relacionados con Age-Friendly Sarasota (“Sarasota Amigable con la Edad”), Suncoast Campaign for Grade-Level Reading (“La Campaña del Suncoast para la Lectura a Nivel de Grado”), National Council on Aging (“Consulado Nacional de la Edad”) y el Suncoast Nursing Action Coalition (“Coalición de Acción de Enfermería del Suncoast”).