April 4, 2018 La mente en formación importa

 

Nota del editor: Leigh Michalojko es facilitadora de La mente en formación y maestra de recuperación de la lectura en Wilkinson Elementary School.

Cuando mi co-facilitadora y yo estábamos en frente de nuestra primerísima cohorte para facilitar la increíble investigación de La mente en formación, supe que iba a ser especial. El entrenamiento es diferente a cualquier otro desarrollo profesional en el que he participado. Nos enfrentamos nuestra diversa asamblea de educadores, padres y profesionales; entonces la magia de La mente en formación comenzó.

La mente en formación desbloquea la clave a años de investigación basada en el cerebro, haciéndola práctica y aplicable para los participantes. Promover las siete habilidades esenciales de la vida, y enlazar estas habilidades a las habilidades de funciones ejecutivas, proporcionaron la base para la capacitación. Los participantes aprendieron cómo promover estas habilidades dentro de sí mismos y alentar a los niños en sus vidas. Este proceso es de suma importancia cuando piensa sobre lo que los niños necesitan para prosperar y convertirse en miembros productivos de la comunidad. Sin embargo, todo comienza con los participantes, y cómo ellos pueden promover estas habilidades de la vida dentro de sí mismos antes de que piensen en promoverlas en los niños. La naturaleza facilitadora del curso permite a los participantes forjar un vínculo. Este vínculo proporciona una atmósfera segura para compartir y deliberar bajo muy diversas perspectivas. Ya que establecer metas fue un componente principal de este proceso (las habilidades de funciones ejecutivas siempre están guiadas por los objetivos), hubo muchos momentos reflexivos de “ajá” en nuestra cohorte. Por ejemplo, una educadora comentó que nunca supo que ella inhibió un cierto rasgo de personalidad hasta que empezó a reflexionar sobre sus objetivos. Otra participante compartió que cambió la forma en la que abordó una situación porque se paró a considerar la perspectiva de la otra persona.

Como facilitadora, el entrenamiento me brindó una mejor comprensión de mis propias acciones. Me entusiasmó ver que tuvo el mismo efecto en nuestra cohorte. Solo después de obtener una comprensión completa sobre cómo estas habilidades funcionan en su propia vida puede uno fomentarlas mejor en los niños que serán el futuro de nuestra sociedad.

Como maestra de recuperación de la lectura en una escuela de título I, no puedo dejar de insistir en la importancia del trabajo que está realizando la Suncoast Campaign for Grade-Level Reading (“Leer para 3ro Suncoast”). Están cerrando la brecha educativa que afecta a tantos niños con poderosas iniciativas que deberían llegar a todas las comunidades. La mente en formación ha influido la manera en la que abordo la enseñanza y la educación. Tengo esperanza por el futuro ya que el cambio está ocurriendo con cada cohorte y cada participante.