May 31, 2017 La mente en formación. El Team Crystal

 

Nota del editor: Bridgette McNulty es miembro del profesorado en el Programa de padres adolescentes Cyesis en Riverview High School y facilitadora de La mente en formación. El Programa de padres adolescentes Cyesis de Riverview High School ofrece clases prenatales, Lamaze, clases para padres, cuidado infantil in-situ y la posibilidad de elegir entre clases tradicionales o una variedad de cursos en línea. Además, ofrece un fuerte programa académico centrado en el desarrollo de habilidades, educación para padres y los requisitos para completar los créditos y las evaluaciones para graduarse. Se proporciona a los estudiantes asistencia y orientación sobre oportunidades educativas y profesionales, permitiéndoles acabar la escuela secundaria con opciones y planes para un éxito continuo.

Ser padre es un desafío dadas las mejores circunstancias. Ahora imagine cómo sería si no tuviera un hogar, con 16 años y teniendo dificultades en la escuela. Esto no está lejos de la realidad para muchas de mis chicas. Sabemos que cuando se trata de ser padres en tiempo real, a menudo presionamos el botón por defecto: criamos de la misma manera en que fuimos criados. A menudo recordamos decirnos a nosotros mismos: “Nunca haré eso con mi hijo”.

¿Cómo cambiamos las pautas que se han convertido en parte de nosotros? Ojalá pudiera mover una barita mágica y solucionar todos los desafíos de mis chicas, pero la vida no funciona de esa manera.

Hace poco, embarcamos en una travesía juntas explorando formas para cambiar esas pautas, reflexionando sobre nuestras acciones como padres y cuidadores, y haciendo lo mejor para nuestros hijos. Esta travesía fue posible gracias a la Suncoast Campaign for Grade-Level Reading y The Patterson Foundation, que apoyaron a 50 personas locales para aprender a ser facilitadores de La mente en formación. Completé el entrenamiento a principios de este año y me uní a otra facilitadora, April Glasco, para traer nuestro aprendizaje a las chicas. Movidito como puede ser cuando la sala está llena de chicas adolescente en su hora de la comida poniéndose al día en la escena social y compartiendo fotos de sus bebés, April y yo compartimos la información de los módulos de La mente en formación. A veces, me sentí como si estuviese luchando una batalla perdida, probablemente un sentimiento familiar para las chicas en la sala. Pero entonces había momentos gloriosos cuando la discusión era tan cautivadora que nunca oímos el timbre que terminaba nuestra sesión. April y yo nos mirábamos, fijábamos nuestros ojos y sonreíamos.

No tengo una barita mágica, pero tengo un arsenal de información y un vehículo con el cual compartir un viaje hacia el cambio. Esta primera cohorte de La mente en formación es un comienzo para mí para compartir mi pasión y amor con otros padres y cuidadores para un futuro más brillante. La vida es caótica e imperfecta, pero también bella, sorprendente y dichosa. La mirada de esperanza en los ojos de mis chicas durante una de nuestras sesiones me mantendrá impulsada para continuar desafiándome a mí misma para mejorar y crecer.

 

Riverview-High-School’s-Cyesis-Teen-Parent-Program2