March 20, 2017 La biblioteca pública crea colaboraciones comunitarias

 

Nota del editor: Jodie Williams es la Coordinadora de alfabetización para el Sistema de bibliotecas del condado de Manatee y participante en el Harwood Public Innovators Lab (“Laboratorio Harwood de innovadores públicos) patrocinado por The Patterson Foundation para el liderazgo bibliotecario en los condados de Sarasota y Manatee.

Soy la primera persona en ocupar el cargo de Coordinadora de alfabetización en el Sistema de bibliotecas del condado de Manatee. Esta posición es gentilmente financiada por The Library Foundation, Inc. y me permite el privilegio de colaborar con otros para hacer frente a las estadísticas de alfabetización juvenil en nuestra comunidad. Visito escuelas, centros comunitarios y eventos comunitarios donde proporciono a niños y a adultos las herramientas para aumentar las habilidades de lectoescritura de los niños.

En una ocasión, estaba visitando la Oneco Elementary School. Las miradas cansadas, esperanzadas y nerviosas en los rostros de los padres eran evidentes el momento en el que entré en la sala. Lejos de ser un grupo diverso, esta reunión era solo para padres de estudiantes que reciben servicios de English as a Second Language (“Inglés como segunda lengua”, ESL por sus siglas en inglés). Resultó que todos los padres eran latinos. Mi cara, junto con aquellas del maestro de ESL, el maestro Técnico de la mejora de graduación (GET por sus siglas en inglés) y un bibliotecario público juvenil, mostraron determinación.

La reunión comenzó con el maestro de ESL explicando cómo los padres pueden utilizar artículos asequibles, como una baraja de cartas, para practicar habilidades que se enseñan en la escuela. A continuación, el maestro GET habló sobre la importancia de asistir a la escuela tan regularmente como sea posible. Por último, el bibliotecario juvenil y yo pudimos mostrar cómo la biblioteca pública es el compañero perfecto para las familias y las escuelas. Comenzamos nuestra parte de la reunión preguntando cuántas familias tenían tarjetas de la biblioteca pública. Un tercio de los padres levantaron la mano, una respuesta impactante, aunque poco sorprendente.

Continuamos explicando algunos de los asombrosos recursos que tenemos en la biblioteca pública. Todo el mundo sabe que tenemos libros para que los niños lean, pero ¿sabía que tenemos libros en audio para los niños que no pueden leer? También, el bibliotecario juvenil en cada campus proporciona horas para leer historias a los niños y programas especiales en verano como Star War Reads (“Lecturas de Star Wars”). Hay muchos otros programas increíbles para niños a lo largo del año que integran el arte, la música, la cultura, la escritura, la magia y la ciencia con la lectura. Además de todo esto, hemos comenzado a añadir sistemas electrónicos seguros, educacionales y divertidos a nuestra colección de niños. Launchpads, Bookpacks y Views de la compañía Findaway Company proporcionan a los niños entre tres y diez años con una manera de aprender y practicar habilidades de lectoescritura. ¿Y lo que es mejor? ¡Todo esto es gratis!

La reunión tuvo tanto éxito que el rostro de todo el mundo mostró entusiasmo. Los maestros estaban entusiasmados al compartir sus mensajes con un grupo crucial de padres. Los padres estaban entusiasmados al reunirse con los maestros y darse cuenta de todos los materiales y programas para sus niños en la biblioteca pública. El bibliotecario juvenil y yo estábamos entusiasmados de que los 30 padres que no tenían tarjetas de la biblioteca, las recibieron y sabían lo que está disponible para ellos. Lo más importante fue el entusiasmo que nace de crear una comunidad de personas que tienen una causa común. En este caso, el éxito de los niños es la causa que ha llevado a una mayor colaboración entre esta escuela, las familias y la biblioteca.