July 11, 2017 ¡Éxito!

 

Nota del editor: En mayo de 2016, la Suncoast Campaign for Grade-Level Reading organizó un Instituto para facilitadores de La mente en formación (MITM por sus siglas en inglés) para 27 individuos de 13 agencias diferentes en los condados de Manatee y Sarasota. Desde entonces, estos facilitadores han estado presentando Módulos de entrenamiento de las Siete habilidades fundamentales a más de 375 personas a lo largo de la región de Suncoast. Debido a la demanda, un segundo Instituto de facilitadores de La mente en formación tuvo lugar en febrero de 2017, incrementando el número de facilitadores locales a 50. Michelle Delp es maestra de cuarto grado en Lamarque Elementary School y facilitadora de La mente en formación.

La clave de toda interacción humana es la comunicación. Desafortunadamente, este puede ser una pieza perdida para nuestros estudiantes con autismo. El autismo puede robar a individuos la capacidad de interactuar con otros. Una de nuestras participantes es una maestra para estudiantes con autismo.

Durante el modulo cinco, pensamiento crítico, Mrs. Ackley espera hasta que todos los participantes salgan del aula y me sigue al armario de la clase donde guardo todos los materiales para el taller. Se para y dice: “Michelle, tengo que compartir lo que estaba intentando con mis estudiantes en mi WOOP”. Esperé con paciencia mientras explicaba la increíble experiencia que su WOOP estableció en su clase con Trastorno del espectro autista (ASD por sus siglas en inglés). Su WOOP se centró en proporcionar oportunidades para que sus estudiantes se comunicaran los unos con los otros sin su intervención. Puso diferentes objetos en las mesas durante la mañana para despertar el interés con los estudiantes sin éxito. Ella pensó que estos artículos harían que los estudiantes se preguntaran entre ellos sobre lo que había en sus mesas, pero, en su lugar, los estudiantes jugaron con los objetos sin ninguna interacción entre ellos. Ella explicó que no perdió la esperanza, pero que no estaba esperando ningunas grandes revelaciones de este pequeño objetivo.

Durante la mañana, la ayudante de Mrs. Ackely fue a la cafetería y trajo mini panqueques para los estudiantes para desayunar. Los estudiantes rutinariamente comen en la clase los unos con los otros alrededor de una mesa de herradura para disfrutar viendo las noticias de la escuela. Mrs. Ackley estaba pasando lista en su computadora cuando uno de sus estudiantes gritó: “Luna llena”, mientras sujetaba su panqueque de tamaño dólar. El siguiente estudiante comenzó a reírse y sujetó una de sus panqueques y dijo: “Media luna”. ¡Se había comido la mitad de su panqueque! El tercer estudiante mordisqueó su panqueque hasta que lo convirtió en una astilla y gritó: “Pequeña luna”. Todos los estudiantes estaban mirando al pequeño pedazo de luna de este estudiante cuando se metió la última pieza en su boca y gritó: “¡No hay luna!”. Mrs. Ackley dijo que todos se empezaron a reír, incluyendo a un estudiante con muy poca capacidad verbal. Ella dijo que no pudo terminar de pasar lista porque estaba tan sorprendida de que, primero, supieran el ciclo de la luna y, segundo, de que estuvieran interactuando los unos con los otros; comenzó a llorar lágrimas de alegría. Mrs. Ackley estaba muy sorprendida de que su WOOP condujo a una actividad de comunicación exitosa con sus estudiantes.

La mente en formación da a todos la oportunidad de mejorar las capacidades de los niños en las siete funciones ejecutivas del cerebro. Cosas pequeñas marcan una diferencia increíble en la educación de los niños. Estos módulos nos han dado ideas para continuar creciendo a nuestros estudiantes para un futuro positivo.