March 14, 2018 En el enfoque de “dos generaciones”, un camino para el éxito de estudiantes (y padres

 

Nota del editor: Este artículo fue escrito por Ryan McKinnon, reportero para el Herald-Tribune, y fue publicado originalmente el 13 de marzo, 2018.

La Community Foundation of Sarasota County organizó hace poco una conferencia que se centró en cómo organizaciones sin fines de lucro y educadores pueden incrementar su efectividad extendiendo sus servicios a padres.

SARASOTA – Frankie y Lena Clark tienen una historia real de amor en guerra. Esta pareja se conoció en Irak: Frankie era sargento primero y Lena una médica de combate.

El romance llevó al matrimonio y tres hijos. Pero su tiempo en Irak llevó al trastorno de estrés postraumático (PTSD por sus siglas en inglés) para ambos, lo que, según Lena, puede volver disfuncional su hogar funcional en un instante.

“Tener PTSD es un gran desafío para nosotros”, dijo Lena el martes. “Tengo tantos miedos”.

Cuando los dos hijos de los Clark comenzaron a asistir a la Visible Men Academy, una escuela chárter en Bradenton, la pareja se unió a un grupo de padres. Ahí, estaban rodeados de compañeros lidiando con desafíos similares y apoyados por líderes de la escuela.

El liderazgo de Visible Men tiene tanto la intención de ayudar a padres, así como de ayudar a los niños, dijo Lena. Frankie dijo que hablar con otros padres ha mejorado la relación con sus hijos. El apoyo ha ayudado a establecer nuevas rutinas en el hogar y sus hijos están prosperando.

La estrategia que Visible Men Academy ha adoptado es conocida como el “enfoque de dos generaciones”, cuando educadores y defensores de los niños se centran no solo en el niño, pero en el bienestar de los padres también, en forma de grupos de apoyo, orientación, oportunidades educativas y profesionales. El enfoque ha sido acogido por organizaciones nacionalmente, y esta semana más de 230 líderes en educación, filantropía y el sector sin ánimo de lucro se reunieron en Sarasota para discutir cómo organizaciones centradas en los niños pueden incrementar su efectividad extendiendo sus servicios a los padres.

La Community Foundation of Sarasota County organizó una cumbre de dos días, que concluyó el 13 de marzo en el Lee Wetherington Boys and Girls Club.

Esta historia proviene de una colaboración entre la Suncoast Campaign for Grade-Level Reading (“Leer para 3ro Suncoast”) y el Herald-Tribune, financiado por The Patterson Foundation, para cubrir la preparación escolar, asistencia, aprendizaje de verano, lectores saludables y participación familiar. Lea más historias en heraldtribune.com/gradelevelreading.

El Distrito escolar del condado de Sarasota ha implementado programas de dos generaciones en una puñado de escuelas primarias de Título I, donde los padres pueden recibir capacitación laboral, ayuda para sacarse el título de secundaria y asistir a clases de inglés.

“Sarasota está al frente y en el centro de un cambio muy importante”, dijo Anne Mosle, vicepresidente del Aspen Institute en Washington, D.C., y directora ejecutiva de Ascend en el Aspen Institute.

En Alta Vista Elementary, el Suncoast Technical College construyó instalaciones de enfermería, para que los padres que quieran conseguir su certificado de asistente de enfermero certificado puedan asistir a las clases en el mismo campus que sus hijos. El superintendente Todd Bowden dijo que el distrito está intentando replicar ese éxito.

“Se trata de escalar. Ahora sabemos qué funciona”, dijo Bowden. “La gente está viniendo a Alta Vista para ver cómo se puede hacer”.

Bowden dijo que el distrito ha recibido una exención del estado para parar de cobrar matrícula en esos programas, y dijo que líderes del distrito estaban ansiosos viendo una asignación de $500,000 en el presupuesto estatal propuesto que expandirá programas de aprendizaje de verano de cuatro de nuestras escuelas de Título I a 11.

Raquel Hatter, la directora adjunta de servicios humanos para la Kresge Foundation, habló durante una mesa redonda en la mañana y dijo que el primer paso para cualquier organización es escuchar a los padres, ellos quieren ayudar.

“No es solo invitarlos a alguna parte. Es involucrarlos y escucharlos. Lo que sabemos con certeza es que ellos saben lo que no funciona”, dijo Hatter.

El mayor desafío del enfoque de dos generaciones es que puede requerir que las organizaciones expandan su alcance más allá de su nivel de experiencia. Los proveedores de cuidados infantiles no tienen las mismas habilidades que educadores de adultos, por lo que es vital que las organizaciones colaboren para maximizar su efectividad, dijo John Annis, vicepresidente senior de colaboración e impacto de la Barancik Foundation.

Esas colaboraciones en Sarasota han florecido desde la primera cumbre de la Community Foundation en el enfoque de dos generaciones hace dos años. Kristen Russell, la directora de la inversión comunitaria de la fundación, dijo que las mejores colaboraciones son informales, con un contribuyente ayudando a una organización a llenar los vacíos en lo que pueden proporcionar.

El enfoque es integral a los esfuerzos de la Suncoast Campaign for Grade-Level Reading a medida que la organización trabaja para ayudar a los niños a leer a nivel de grado para el tercer grado, dijo la directora de la campaña Beth Duda. Las organizaciones que ignoran la vida del hogar de un niño tendrán dificultades consiguiendo éxito a largo plazo y cambios generacionales, dijo.

“No puedes elevar a un niño a un nivel de éxito si no están también elevando a la familia y a la comunidad al mismo tiempo”, dijo Duda. “Es muy fácil para el niño retroceder”.