June 10, 2019 Ellos lo entienden!

 

Al facilitar los talleres, es fácil evaluar si los participantes están o no interesados, comprometidos y disfrutando. Sin embargo, puede ser difícil averiguar si la información está teniendo impacto o no.

Mind in the Making (“La Mente en Formación”) es una serie de talleres basados en la investigación que se enfoca en las siete habilidades esenciales para la vida que todo niño necesita. Como facilitadora certificada, doy estos talleres en representación de la Campaña para la Lectura a Nivel de Grado del Suncoast. Esta serie de talleres siempre ha sido de 16 horas, pero recientemente SCGLR brindó cierta flexibilidad a los parámetros del programa.

Un grupo reciente asistió a una serie de 12 horas del taller. Como no quería saltar nada, mi instinto era moverme rápidamente para poder compartir todo el material. Aunque fue un largo día de trabajo, ¡el grupo exhausto triunfó a este ritmo! Estaban interesados, comprometidos, hacían preguntas que les hacían reflexionar, y mostraban su amistosa, pero feroz y competitiva actitud en algunas competencias relacionadas con habilidades.

En la noche final, elegí tener un círculo de cierre. Les pedí que reflexionaran sobre cómo tomarán esta información y la usarán con los niños en sus vidas. Lo escribieron, y luego compartieron:

  • Me comprometo a ser un modelo positivo para mis niños —al demostrar mi amor por el aprendizaje, asumir desafíos y estar presente cada día para apoyar su crecimiento y desarrollo.
  • Las actividades que hicimos me ayudaron a tener una mentalidad más abierta y a tratar de comprender las perspectivas de los demás, no solo a los jóvenes en riesgo a los que sirvo, sino a todos con los que me relaciono a diario.
  • ¡Usaré esta información que recibí en mi vida diaria!
  • He aprendido lo valioso que es seguir aprendiendo. Hay crecimiento en el aprendizaje y se necesita poder para saber cómo crecer.
  • Una de mis lecciones más valiosas fue aprender las funciones directivas. Permitamos que nuestros estudiantes piensen y obtengan conocimiento. A veces tenemos que soltar un poco y permitir que nuestros estudiantes aprendan, incluso si eso significa que cometan errores.
  • ¡Mis acciones son los reflejos del futuro de nuestros hijos! ¡No se trata solo de lo que están aprendiendo, sino de quién están aprendiendo!
  • Aprendí lo especial e importante que es detenerse, concentrarse y entender cómo puede hacer que incluso los momentos más pequeños sean una victoria para la confianza y la base de un niño en su travesía de aprendizaje. Quiero seguir apoyando a los niños haciéndoles preguntas divertidas y desafiantes y enseñándoles cómo también pueden ayudar a otros a aprender. ¡Los niños son tales bendiciones, y tenemos mucho que aprender de ellos!

¡Mensaje recibido!

Al igual que muchos grupos, no querían que terminara. Querían más herramientas para desarrollar estas habilidades. Creo que lo que realmente querían era este estrecho vínculo que se había formado al compartir, reír y escucharse mutuamente para continuar. ¡Su respeto mutuo y amor por el aprendizaje sin duda les ayudará a lograrlo!