January 18, 2017 El valor de compartir verdades para ganar confianza: trabajando juntos para lograr un cambio real y sostenible en nuestra región

 

Ya a los 18 meses de edad, los niños que son criados en casas de bajos ingresos pueden comenzar a quedarse atrás en el desarrollo del vocabulario y otras habilidades críticas para el éxito en la escuela cuando se les compara con sus pares más pudientes. Los padres juegan un papel enorme en cerrar esta brecha, así como los profesionales del aprendizaje temprano, pediatras y la comunidad en general. En un esfuerzo por mejorar los resultados para nuestros niños más vulnerables, la Suncoast Campaign for Grade-Level Reading (“Leer para 3ro.”) está trabajando con profesionales del aprendizaje temprano de múltiples lugares a lo largo de nuestra región. Nuestra intención es determinar las aspiraciones compartidas para ofrecer un aprendizaje temprano de calidad en nuestra región y un plan para conseguirlas. Muchos de los profesionales en este grupo se conocieron por primera vez en nuestra reunión. Organizaciones e individuos han estado trabajando para mejorar las vidas de nuestros niños a lo largo de la región Suncoast, pero lamentablemente mucho de este trabajo ha sido realizado en “silos” sin mucha colaboración. Aplaudo a este grupo por su deseo de trabajar juntos para lograr un cambio real y sostenible en nuestra región.

Este tema no es fácil, el trabajo por delante no será fácil, pero creo que valdrá la pena. Es nuestra dedicación para cambiar el hecho de que cuatro de cada 10 niños en nuestra región son incapaces de dominar la lectura para el final del tercer grado lo que nos impulsa para tener éxito.

Estamos tratando de combinar varios “mundos” diferentes en una poderosa colaboración. Tenemos representantes del mundo de dos distritos escolares diferentes: el Distrito escolar del condado de Manatee y las Escuelas del condado de Sarasota; el mundo de dos Early Learning Coalitions diferentes: la Early Learning Coalition del condado de Manatee y la Early Learning Coalition del condado de Sarasota; el mundo de Head Start, el mundo de la educación excepcional, el mundo del cuidado de niños, el mundo de VPK, el mundo del gobierno del condado, el mundo del gobierno del estado, el mundo de las agencias de servicios sociales y el mundo de la filantropía.

No sabemos lo que no sabemos y, como resultado, estamos destinados a molestarnos unos a otros un poquito, e inconscientemente decir cosas que pueden ofender a alguien. Por ejemplo, yo no sabía que los términos guardería (“day care”) y pre-escolar (“preschool”) pueden ser ofensivos para los profesionales del cuidado infantil. Estoy agradecida a los participantes del grupo que cuidadosamente me educaron. Estoy segura de que la curva de aprendizaje no ha hecho nada más que empezar y sé que cada vez que nos atrevamos a compartir estas verdades, nuestra confianza crecerá más fuerte.

A medida que nos enfocamos en cómo mejorar nuestro enfoque regional para el Early Learning: zero to third grade (“Aprendizaje temprano: de cero al tercer grado”), debemos recordar que un trabajo excelente se está llevando ya a cabo actualmente en nuestra región y muchos de nuestros niños están prosperando. De hecho, muchas comunidades estarían satisfechas con nuestros resultados actuales. Es un testimonio real al excelente nivel de los profesionales del aprendizaje temprano en nuestra región el hecho de que no estemos satisfechos. Sabemos que podemos hacerlo mejor y estamos dispuestos a hacer el trabajo difícil que implica la colaboración real. Sabemos que no uno de nosotros puede hacer este trabajo solo. Es nuestra colaboración, nuestra disposición a mirar a las cosas de forma nueva y la humildad que todos están está trayendo a la mesa, reconociendo que tenemos un margen para mejorar, lo que marcará la diferencia para nuestros niños. Los profesionales reunidos en este grupo, cada uno tiene una riqueza de conocimiento y muchos éxitos que compartir. Mientras combinamos nuestros “mundos” buscando aspiraciones comunes y comenzamos a comunicarnos de forma nueva para elevar a nuestros niños, tenemos una oportunidad real para aprender los unos de los otros y desarrollar un nivel de confianza que nos impulsará hacia mejores resultados para nuestros niños.