May 28, 2019 El programa Dive into Reading (“Sumérgete en la Lectura”) se expande en el condado de Sarasota

 

El programa de aprendizaje de verano reconocido a nivel nacional, Dive Into Reading (“Sumérgete en la Lectura”), se ha expandido de Manatee al Condado de Sarasota.

Dive Into Reading comenzó en el 2017 con John y Amanda Horne, propietarios de Anna Maria Oyster Bar, junto con el Reto de Lectura de Verano de la Campaña para la Lectura a Nivel de Grado del Suncoast.

Actualmente, el reto presenta asociaciones con más de 90 programas de verano en Charlotte, DeSoto, Manatee y Sarasota que se comprometen a incorporar la lectura en sus actividades semanales. El objetivo es que cada niño lea al menos seis libros durante el verano.

En el 2018, los Hornes recibieron el premio como buen vecino de la fundación de educación de la asociación nacional de restaurantes por sumergirse en la lectura..

El promedio de niños de bajos ingresos pierde entre 2.5 a 3 meses de suficiencia en lectura cada verano, pero los estudiantes que participaron en Dive Into Reading mostraron una pérdida de dominio en lectura mucho menor que la de sus compañeros. Debido al éxito del programa, se expandió a cuatro lugares en el Condado de Manatee el verano pasado.

El otoño pasado, los Hornes se reunieron con Todd Bowden, superintendente de las escuelas del Condado de Sarasota y miembro de la Junta Escolar Eric Robinson para hablar sobre la expansión del programa en el Condado de Sarasota.

Los estudiantes de segundo grado de Brentwood Elementary que asisten a la academia de aprendizaje de verano de la escuela serán llevados en autobús a Gecko’s Grill & Pub en Fruitville Road una vez a la semana. Allí, aprenderán de un especialista en lectura y luego practicarán con su mentor mientras desayunan. Además de la lectura, a los niños se les enseñarán habilidades básicas como ordenar de un menú y la etiqueta del restaurante.

“Cuando los niños no van a la escuela durante el verano, tienen una tendencia a perder algunas de las habilidades que aprendieron durante el año escolar anterior”, dijo Gina Cirillo, cooperadora de ESOL en la escuela Glenallen Elementary y coordinadora de Dive Into Reading para las escuelas del condado de Sarasota.

“El objetivo de este programa es detener el descenso de verano, que es especialmente el caso de los niños que pueden no tener libros en casa”, dijo Amanda Horne. “Estos niños se irán a casa con una bolsa llena de libros”.

Más de 400 voluntarios se han inscrito hasta el momento, y el programa de Sarasota aún requiere 15 más. En el condado de Manatee, el secretario de los tribunales y el gobierno de la ciudad motiva a sus empleados a ofrecerse como voluntarios y les permite tomarse un tiempo libre para hacerlo, algo que Horne ha fomentado a otras empresas en Sarasota a hacer también. Si estás interesado en ser voluntario, regístrate AQUÍ.

Esta historia proviene de Aspirations Journalism, una iniciativa de la fundación The Patterson Foundation y el Sarasota Herald-Tribune para informar, inspirar y comprometer a la comunidad a tomar acción en problemas relacionados con Age-Friendly Sarasota (“Sarasota Amigable con la Edad”)Suncoast Campaign for Grade-Level Reading (“La Campaña del Suncoast para la Lectura a Nivel de Grado”)National Council on Aging (“Consulado Nacional de la Edad”) y el Suncoast Nursing Action Coalition (“Coalición de Acción de Enfermería del Suncoast”).