March 10, 2019 El Caso del Cuidado de Niños Asequible se Fortalece

 

La hipoteca, la matrícula universitaria y el alquiler son elementos comunes de gran valor para la edad adulta, pero el cuidado de los niños puede rivalizar con cualquiera de ellos.

“Hay una falta de comprensión de que cuesta mucho y por qué es así. Queríamos ver a dónde va el dinero, ya que los maestros de niños pequeños son algunos de los trabajadores con los salarios más bajos “, dijo Simon Workman, director de política de la edad temprana del Center for American Progress (“Centro para el Progreso Americano).

Es por eso que hace un año, creó “A dónde va su dólar para el cuidado de su hijo?”, una herramienta interactiva en línea que ayuda a comprender cómo se distribuyen los dólares de los centros de cuidado infantil.

Permite a los usuarios ajustarse a cosas como los salarios de los maestros y el radio de maestro a niño, estado por estado.

Para un niño pequeño, el promedio nacional anual es alrededor de los $ 11,000 para la atención de calidad básica y un poco menos de $ 21,000 para la atención de alta calidad.

El setenta y tres por ciento de los padres empleados que tienen al menos un niño pequeño trabaja tiempo completo, lo que significa que los padres probablemente dependen de lugares para el cuidado de los niños.

Dada su necesidad, en el 2016, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos estableció el porcentaje máximo de ingresos que una familia debería gastar en cuidado infantil en un 7 por ciento del ingreso familiar anual.

Pero de acuerdo con los Datos de Investigación de Equidad Breve, los padres que trabajan tiempo completo y durante todo el año gastarían el 10 por ciento de los ingresos familiares en el cuidado infantil de tiempo completo.

Los padres trabajadores de bajos ingresos gastarían más de un cuarto de los suyos.

Con costos tan altos, ¿cómo hacen los padres que reciben salarios de pobreza para que funcione?

Walkman dijo que a menudo se trata de un conjunto de cuidado a niños sin licencia que va desde los abuelos hasta los vecinos con mentalidad empresarial.

“Puede ser una ventaja, luego los padres los llevan donde sus abuelos o donde un amigo”, dijo Walkman. “El traslado de un lado a otro agrega un gran elemento de estrés ya que está interrumpiendo su jornada laboral y puede impedirles crecer en su lugar de trabajo”.

Mientras tanto, el cuidado al que tienen acceso puede que no sea de alta calidad.

“Pueden ser amables y atentos, pero para aprovechar realmente el poder del desarrollo temprano, se necesita a alguien que entienda la importancia de los primeros años”, dijo él.

Un cuidado de mala calidad podría llevar a deficiencia de aprendizaje en el aula desde el kínder.

“Las diferencias en la capacidad cognitiva son evidentes a los nueve meses de edad y sin acceso a una guardería de alta calidad, las deficiencias siguen creciendo. Esperar hasta que el kínder es perder la oportunidad de apoyar el potencial de los niños desde el comienzo”, dijo Walkman.

También hace un daño al potencial de los padres.

Según un informe del Centro para el Progreso Americano, en el 2016, aproximadamente 2 millones de padres de niños de 5 años o menores tuvieron que “renunciar a un trabajo, no aceptar un trabajo o cambiar bastante su trabajo”, debido a un acceso inadecuado al cuidado infantil.

La Ley de Cuidado Infantil para Familias Trabajadoras, una legislación histórica que haría que el cuidado infantil de alta calidad sea más asequible y aumentaría los servicios de educación temprana para las familias en todo el país, se presentó de nuevo en el Congreso este año.

Es probable que el tema también desempeñe un papel más importante en las elecciones presidenciales del 2020 en ambos partidos.

“El cuidado infantil es lo que permite a los padres ir a trabajar. Es un ciclo  No es solo un problema de los padres, es un problema económico “, dijo Workman.

Esta historia proviene de una asociación entre el Sarasota Herald-Tribune y la Suncoast Campaign for Grade-Level Reading (“Campaña de Suncoast para la Lectura a Nivel de Grado”), financiada por The Patterson Foundation, para cubrir los gastos de la preparación escolar, la asistencia, el aprendizaje de verano, los lectores saludables y la participación de los padres. Lea más en heraldtribune.com/gradelevelreading.