February 5, 2018 Cuando la conexión es clave: impresionantes mejoras en la asistencia a los 80 días

 

“No todo lo que cuenta se puede contar, y no todo lo que se puede contar, cuenta” – Albert Einstein

Jennifer Kahler, vicedirectora de la escuela primaria Glenallen en North Port, ha entrado tranquilamente a la oficina de entrada de su escuela. Al mirar al otro lado de la sala, educadamente me reconoce y me pregunta si le puedo dar “¿tan solo unos pocos minutos más?”. “Por supuesto”, digo, y ella se acerca a la encantadora mujer de recepción con quien he estado conversando y suavemente habla con ella. Lamentablemente, un caballero que había estado haciendo trabajo de mantenimiento en su escuela el día anterior había fallecido después de que llamaran a una ambulancia para él mientras estaba allí. Aunque no le conocían personalmente, estaban involucrados personalmente, y les ha afectado profundamente mientras de manera respetuosa compartían conmigo su conmoción y tristeza por este hombre y su familia. La resonancia de la pérdida no anticipada es real y llena la sala, ya que todos recordamos al instante cuán potente nuestra conexión humana es y cómo cada momento cuenta.

Estoy aquí hoy en nombre de la Suncoast Campaign for Grade-Level Reading (SCGLR por sus siglas en inglés, “Leer para 3ro Suncoast”) para hablar con la Sra. Kahler sobre las acciones que ella y su equipo están tomando para mejorar la asistencia en Glenallen. Dado que cada momento cuenta, los números están mostrando una notable mejora en los pasados 80 días, y SCGLR quiere felicitarlos a la vez que entender por qué.

Con la inesperada experiencia de una profunda conexión todavía fresca en nuestras mentes y corazones de los minutos anteriores, la Sra. Kahler me da la bienvenida a su oficina y repasamos las estrategias colectivas que parecen estar impactando el éxito de su asistencia. Ella señala que el uso de cada herramienta y recurso siempre está matizado por tu enfoque: “Es increíblemente importante encontrar la manera de conectarnos con nuestros hijos y ayudarlos a ver que importan. Nuestro enfoque es simple: hacer lo que sea necesario”.

Glenallen está experimentando resultados positivos a través de círculos restaurativos basados en la asistencia: fijación de metas, incentivos planificados regularmente, incentivos sorpresa e incentivos de referencia como 15 días de asistencia consecutiva. También enfatizan un fuerte enfoque en los chequeos diarios positivos. Reconociendo que es naturaleza humana “presentarse” cuando nos sentimos valorados, la Sra. Kahler no solo se refiere a los niños como si fueran todos suyos, sino que rápidamente señala, y continuamente reconoce, el liderazgo, compromiso, inteligencia y compasión de todo el personal de Glenallen por preocuparse sobre las circunstancias de todos sus estudiantes.

“Indudablemente, es un esfuerzo de equipo. Tener nuestro propio enlace entre el hogar y la escuela ha sido un punto de inflexión para apoyar nuestros esfuerzos. Ha hecho posible que utilicemos nuestros recursos de orientación y trabajo social de manera mucho más efectiva, conectar con familias y ayudarlas a superar las barreras a las que se enfrentan en un momento dado. Ahora tenemos personas específicas en el campus con quienes nuestros niños se conectan a medida que llegan todos los días, y está haciendo una gran diferencia. Los niños saben que tienen que encontrar su ‘persona especial’ para registrarse, y pueden esperar escuchar su nombre mientras son recibidos con una sonrisa, quizás algunas preguntas personales o halagos, y siempre una cálida bienvenida. Responden al saber que hay alguien en la escuela que está esperándolos específicamente y está realmente emocionado de verlos. Constantemente. Todos los días”.

“Las cosas importantes en la vida son las conexiones que haces con otros” – Desconocido

A medida que la Sra. Kahler continúa, recuerdo cuánto yo dependía de las conexiones de apoyo que tenía con los maestros y los años donde mi éxito académico literalmente dependía de las palabras de aliento y fe en mí de la Sra. Clark… La escuela era donde yo buscaba conexión.

“Nuestro personal es sencillamente increíble”, señala la Sra. Kahler. “Más allá de ser excelentes educadores, son simplemente increíbles personas. Las relaciones son una parte enorme de nuestro éxito. Realmente les importa”.

Resulta claro que el enfoque de Glenallen no es para nada subjetivo, sino más bien un enfoque aplicado basado en causa y efecto. Todos necesitamos saber que importamos. Es una necesidad humana básica.