February 28, 2018 Brentwood Elementary: “Para cambiar algo, construya un nuevo modelo que haga que el modelo actual sea obsoleto”.

 

“Nunca cambiará las cosas luchando contra la realidad existente. Para cambiar algo, construya un nuevo modelo que haga que el modelo actual sea obsoleto”.

El arquitecto y teorista de sistemas, Buckminster Fuller lo acuñó. La vicedirectora, Patti Folino y el personal de orientación de Brentwood Elementary School en Sarasota, Florida, lo están implementando.

Patti me da la bienvenida en la oficina principal llevando un casco de un color amarillo como la Gallina Caponata y una sonrisa igualmente brillante. Nos abrimos paso a través de la biblioteca, llena de padres, palomitas de maíz y proyectos recién acabados de estudiantes, a la acera que está más allá y que está reforzada por una cerca de malla temporal y un lienzo de construcción que literalmente se ha apoderado de todo el paisaje interior de la escuela.

“Estamos teniendo muchos cambios en este momento, ¡así que es un poco una locura!”. Patti se gira para mirarme mientras explica que Brentwood va a tener una nueva y muy anticipada cafetería de vanguardia. Son las 11 de la mañana de un miércoles, y me han invitado a sentarme en la reunión semanal de asistencia en la oficina de la consejera, Cindy Rasmussen. Llegamos para encontrar a Cindy, la persona de contacto entre el hogar y la escuela, y el trabajador de absentismo escolar ya en una conversación profunda.

Con un período de tiempo limitado, y con todavía muchos ríos que cruzar, el equipo está charlando sobre un niño que ha alcanzado su estado de absentismo escolar. Escucho atentamente mientras me pregunto qué implica realmente el “estado de absentismo escolar”. (En el estado de la Florida, absentismo escolar significa 15 días de ausencias injustificadas en un periodo de 90 días con o sin el conocimiento o consentimiento del padre o tutor del estudiante. Monitorizar estos patrones de asistencia desde el primer día al nivel de la escuela resulta en protocolos estandarizados y referentes de comunicación y acción).

Honestamente, me ha tomado por sorpresa cuánto cada uno de estos profesionales saben sobre cada estudiante y sus circunstancias y estoy un poco más que sorprendida al darme cuenta de que: a) de verdad saben lo que saben y es difícil para mí a veces procesar las realidades a las que se enfrentan, y b) esto se ha convertido en una piedra angular fundamental y prolongada del proceso educativo general, incluso en el nivel de la escuela primaria.

Estoy más que sorprendida por la cantidad de casos que se están discutiendo en este bloque de tiempo de una hora mientras Cindy pasa la lista en su computadora y reconoce a cada niño como si ella misma los hubiera metido en la cama la noche anterior. Claramente, un equipo con una agenda, la brevedad de la situación es obvia y hay un elemento auténtico que va mucho más allá del papel de educadores haciendo su trabajo. No hay nada menos aquí que un nivel de preocupación e implicación de un padre cariñoso, preocupado y agotado, junto con un sentimiento de “¡No hay un desafío demasiado grande cuando se trata de ayudar a mi hijo!”.

Los niños que no están asistiendo a la escuela están perdiendo tiempo de instrucción vital y, por tanto, la brecha educativa se amplía constantemente entre ellos y sus compañeros. Hay una preocupación profunda y justificada por su futuro, especialmente en el área de aprender a leer y, por lo tanto, de ser capaz de leer para aprender. Da la casualidad de que todas las presentes hoy son mujeres, y las miro con admirable curiosidad mientras se agrupan, se abrochan el cinturón de seguridad y comparten sus estrategias individuales para enfrentar la semana entrante con compasión y entusiasmo. Mamá oso en acción, la trabajadora de absentismo escolar, Bernice Fuller, como lo requiere su posición, se prepara para ir a cualquier lugar y en cualquier lugar para encontrar las respuestas, mientras las personas de contacto entre el hogar y la escuela, Joy Striepe y Tenia Rumph, cubrirán diligentemente las brechas entre la casa y la escuela analizando e implementando maneras en las que la escuela puede apoyar al estudiante o a toda la familia, incluyendo sacar a las familias de estudiantes de Kindergarten de la mentalidad de pre-escolar y acelerar la importancia vital de la asistencia y la preparación para Kindergarten.

Como administradora, Patti Folino, supervisa y administra ese apoyo en cada nivel posible, así como maneja las solicitudes y la emisión de los Fondos de emergencia estudiantil para todo, desde transporte a la escuela mientras el conflicto de los autobuses se arregla, a despiojar una casa entera para que los niños estén autorizados a asistir a la escuela. *(El Fondo de emergencia estudiantil está establecido y financiado por The Patterson Foundation).

La maestra en la pista de la asistencia, Cindy, una vez más volverá a hacer un seguimiento de cada paso de este proceso hasta que el grupo vuelva a reunirse de nuevo la semana próxima para repasar los resultados. Mientras tanto, Cindy ha instituido activamente el juego del Bingo de la asistencia en toda la escuela este año y tímidamente confiesa que “robó” la idea de la vecina Tuttle Elementary School, pero, más importante, menciona que “a los niños, ¡le encanta!”. Tiene una caja llena de premios geniales para los ganadores del Bingo de cada semana, y es algo importante que los niños puedan salir de clase e ir a su oficina para elegir su premio. La visión más amplia del panorama proporciona tanto un enfoque en fomentar el espíritu de grupo dentro de la clase (la clase entera también puede ser compensada por asistir como una unidad colectiva), mientras que también se le otorga momentos de oportunidad como la guía profesional del personal para reconocer a cada niño de una manera que crea confianza, que es divertida y positiva. No hay duda de que el camino a la asistencia es un trabajo de día a día en progreso. Sin embargo, una cosa es segura: los datos de asistencia en el día 80 muestran que algo está ocurriendo y los números están mejorando en la Brentwood Elementary School.

Para mis/nuestros amigos en la Brentwood Elementary School, recuerden:

Nunca duden que un pequeño grupo de ciudadanos reflexivos y comprometidos pueden cambiar el mundo. De hecho, son los únicos que lo han logrado.

¡Gracias y bravo!