September 13, 2017 Baches en el camino para trabajar juntos hacia aspiraciones compartidas

 

Trabajar juntos. Guau. Dos palabras con todo tipo de asociaciones. Trabajar juntos puede ser informativo, impactante, alegre, inspirador y salvajemente productivo. Cuando funciona, todas las personas involucradas se sienten dueñas y orgullosas, y un cambio real y sostenible puede ocurrir. Lo sé, lo sé… a veces parece que ese resultado es la excepción en lugar de la regla porque, muchas veces, trabajar juntos puede parecer engorroso, imposible, lento, frustrante y un ejercicio en una rueda giratoria.

Entonces, ¿cómo puede organizar las cartas para tener una mejor oportunidad para conseguir un resultado positivo cuando están trabajando juntos? En The Patterson Foundation, a menudo hablamos sobre la importancia del alineamiento de Liderazgo, Disposición, Preparación, Capacidad y Cultura. Si esos alineamientos están en orden, trabajar puede ser un sueño. Si solo uno de esos elementos no está alineado, el sueño rápidamente se convierte en una pesadilla.

Hace poco, la Suncoast Campaign for Grade-Level Reading tuvo la oportunidad de crear una presentación que incluía una sección sobre la importancia del alineamiento de Liderazgo, Disposición, Preparación, Capacidad y Cultura. Como parte de la presentación, mostramos un ejemplo de la falta de alineación presentando la siguiente parábola:

Parábola nº 2: Llegar con la solución y recolectar datos hasta el punto de la inacción.

Había una vez, en otra época, en un reino donde un alto porcentaje de varillas cuadradas no cabían en agujeros redondos, se convocó una reunión para escuchar las aspiraciones de la comunidad sobre cómo abordar el dilema de las varillas cuadradas/agujeros redondos. Se enviaron invitaciones a ciudadanos y partes interesadas, y las esperanzas eran altas para un debate rico e informativo.

Uno de los asistentes era un experto en varillas cuadradas al que llamaremos Sr. Agitur. El Sr. Agitur había pasado mucho tiempo reflexionando sobre el dilema de varillas cuadradas/agujeros redondos, y estaba preparado para compartir su conocimiento con los asistentes. También estuvieron presentes dos representantes de la mayor agencia de ajuste de varillas, el Dr. Caritas y la Sra. Propell. El Dr. Caritas y la Sra. Propell habían dedicado gran parte de su vida laboral al estudio del dilema de las varillas cuadradas/agujeros redondos. Ambos estaban ansiosos de escuchar los puntos de vista de la comunidad.

El facilitador comenzó la reunión con una cálida bienvenida y preguntó que la gente compartiera la razón por la que decidieron asistir a la reunión. Lo que se suponía que era una actividad para romper el hielo pronto se convirtió en una actividad para construir hielo. El Sr. Agitur estaba tan ansioso de compartir su conocimiento que él fue el primero. Dijo: “He decidido asistir a esta reunión porque, como experto líder de las varillas cuadradas, yo sé exactamente lo que tiene que pasar. Necesitamos remodelar los agujeros redondos”. El facilitador le agradeció su contribución y dio la palabra a la siguiente persona que se unió al debate, a lo que el Sr. Agitur contesto: “No hace falta ninguna discusión. Yo sé lo que se tiene que hacer. ¡Soy un experto en esta materia! Necesitamos remodelar los agujeros redondos, a un costo de ¡20,000 dólares por agujero redondo!”.

En un esfuerzo desesperado para salvar la reunión de convertirse en la plataforma de un hombre en lugar de un debate, el facilitador dijo: “Escuchemos a nuestros otros dos expertos, ¿qué opinan ustedes?”. El Dr. Caritas se aclaró la garganta y luego empezó inmediatamente con los siguiente: “Estamos en medio de un estudio universitario plurianual revisado por expertos para determinar una clara definición del dilema varilla cuadrada/agujero redondo. Esperamos tener el lenguaje establecido para 2020”.

Todos los asistentes gimieron con desaliento: “¿¿¡2020!??”. La Sra. Propell sintió la decepción en la reacción de la multitud y añadió: “También estamos recolectando información sobre la ubicación precisa de varios agujeros redondos… cartografiaremos esas ubicaciones y una vez lo tengamos, encargaremos un conteo verificado de las varillas cuadradas”.

Se escuchó a la multitud reunida murmurando: “Más de lo mismo” y “¡Esto es una completa pérdida de tiempo!”. El facilitador rápidamente agradeció a todos por haber venido y señaló la mesa de snacks. Reunión finalizada.

La parábola puede ser un poco “exagerada”, pero es un buen recordatorio de la importancia de tener alineación. Al Sr. Agitur le faltaba la alineación de Disposición. Aunque aceptó la invitación a una reunión comunitaria para escuchar las opiniones de otros, llegó con la respuesta, incapacitándolo para escuchar la opinión de cualquier otra persona. La Preparación pareció ser el problema del Dr. Caritas y la Sra. Propell. Ellos estaban tan dedicados a estudiar el problema, que no estaban preparados para debatir ningún tipo de solución.

Cuando estamos considerando la posibilidad de reunir a grupos de personas para trabajar juntos, recordemos el LWRCC (siglas en inglés para Liderazgo, Disposición, Preparación, Capacidad y Cultura).